El Comercio
img
Autor: juanneira
RAJOY APRIETA LAS TUERCAS
img
Juan Neira | 23-07-2017 | 12:01| 0

Rajoy tomó, por fin, la medida que estábamos millones de españoles esperando: cerrar el grifo del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) en cuanto la Generalitat destine un euro a la preparación del referéndum de independencia. La Comisión Delegada de Asuntos Económicos ultimó las medidas para reforzar el control sobre los créditos que concede a la Generalitat, obligando a los interventores y otros altos funcionarios a dar cuenta semanalmente de las operaciones económicas aprobadas por la Administración catalana. En los últimos cuatro años y medio, a través del FLA, la Generalitat recibió 63.000 millones de euros del Estado, una cantidad semejante a la aportada para sanear las cuentas de la banca. Para lo que queda de ejercicio hay comprometidos otros 3.600 millones que podrían no llegar a su destino si Oriol Junqueras decide comprar una sola urna de cristal. Por muy cegado que esté por la pasión independentista, quiero suponer que Junqueras, como buen catalán, comprenderá que 3.600 millones es un coste muy alto para cualquier urna. Espero que no pierda el “seny”.

El Ministerio de Hacienda se constituyó un año después de la muerte de Fernando VII, es el decano de los ministerios, y Junqueras sabe que con ellos, por las malas, no tiene nada que hacer. Sería una pena que el bueno de Oriol, con esa cara pacífica, rematada con una mirada muy personal, tuviera que salir a los medios para explicar a todos que “nos han fotut”. Los altos funcionarios no podrán acogerse a la cláusula de la “obediencia debida”, porque el Tribunal Constitucional ya ha advertido que tienen una responsabilidad personal si firman cualquier gasto relacionado con la preparación del referéndum de independencia.

El vicepresidente Junqueras ha declarado que la suspensión de la financiación no se llevará a cabo porque es un fracaso para el Estado al ser quien recauda los impuestos. Sabe que son dos cosas distintas. La gestión sobre los ingresos fiscales seguirá en manos de la Generalitat, pero como gasta mucho más de lo que ingresa, Rajoy se limitará a congelarle los créditos, que no tienen nada que ver con los impuestos, y no podrá pagar las nóminas de médicos y maestros y “mossos d’esquadra”.

Un mal día para Puigdemont y Junqueras. El Centro de Estudios de Opinión de la Generalitat (el CIS catalán) dio a conocer una encuesta en la que el 49,4% de los catalanes no quieren formar un Estado independiente, y el 41,1%, sí lo quiere. Se les cae el decorado.

Ver Post >
CARCEDO “VERSUS” ÁBALOS
img
Juan Neira | 21-07-2017 | 11:59| 0

Dolores Carcedo ha declarado que el Principado se opone a que el Gobierno de Rajoy aplique quitas de deuda a algunas comunidades autónomas. La declaración de la consejera de Hacienda es una respuesta clara y rotunda a la propuesta de José Luis Ábalos, número tres en la Comisión Ejecutiva de Pedro Sánchez, que tuvo la desfachatez de proponer el perdón para una parte sustancial de la deuda de Cataluña, al entender que con la política territorial del PP no se le dejaba otra salida a la Generalitat que la vía de la independencia.

Que un dirigente de elevado rango jerárquico haga una oferta de este tipo es muy grave. La deuda catalana supera los 75.000 millones de euros. Es la más elevada de todas las regiones. Su crecimiento se debe a la política económica de la Generalitat, que lleva a cabo una gestión presupuestaria irreal con una programación de gastos que supera con mucho los ingresos tributarios. Para compensar esa diferencia, el consejero Junqueras, el mismo que ha ideado la compra opaca de urnas, pide crédito al Ministerio de Hacienda que se lo concede a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), un canal de financiación que tiene la singular característica de no llevar asociado el pago de intereses. Del flujo de dinero gratis que reciben los distintos gobiernos regionales, casi un tercio va a parar a Barcelona. Pese a ello, la Generalitat dice que aporta más a las arcas del Estado de lo que recibe del Gobierno central: para contar mentiras en público es necesario tener mucho aplomo. Hasta ahora, a ningún grupo político se le había ocurrido privilegiar a Cataluña sobre el resto de territorios anulando sus deudas. Tuvo que ser el secretario de Organización del PSOE el que tuviera el dudoso honor de proponer un trato desigual, cobrando el dinero adelantado por el Estado a Asturias, Extremadura, Andalucía, Madrid o Baleares, pero perdonándoselo a Cataluña. Si la Generalitat ya gasta muy por encima de sus posibilidades, no quiero pensar lo que haría si supiera que todas las facturas se las íbamos a pagar entre los demás.

No basta con que Margarita Robles diga esto o lo otro, hace falta que Pedro Sánchez o Adriana Lastra, los únicos dirigentes del partido que están por encima de José Luis Ábalos, salgan a la palestra para decir rotundamente que las deudas de Cataluña siempre tendrán el mismo trato que las del resto de comunidades autónomas. Si se da un trato de favor a los independentistas, la solución saldrá más cara que el problema.

 

Ver Post >
COPIAR A PEDRO SÁNCHEZ
img
Juan Neira | 20-07-2017 | 8:45| 0

Guillermo Martínez ha declarado que la “evolución nacional del PSOE y Podemos refuerza las posibilidades de pacto en Asturias y Gijón”. Un juicio así, dicho por el portavoz del Ejecutivo regional, tiene una importancia indudable. Hay dos formas de analizar las palabras del segundo de a bordo del Gobierno asturiano. Una primera lectura pasa por constatar que Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han imprimido un giro en las relaciones entre sus dos partidos y tantean las materias sobre las que pueden llegar a acuerdos. Ambos líderes consideran que el cambio político en España sólo es posible desde la colaboración entre PSOE y Podemos, lo que les lleva a retirar los obstáculos que les separaban. Javier Fernández inició la temporada estival tendiendo la mano a Podemos e IU, sin recibir una respuesta positiva, de modo que la convergencia iniciada por los líderes nacionales es la única esperanza para lograr que en Asturias se alíen las tres formaciones de izquierda. A partir de ese análisis se entiende la conclusión a la que llega el portavoz del Gobierno.

Las palabras de Guillermo Martínez tienen otra lectura que es mucho más interesante. Antes de la traumática reunión del Comité Federal del PSOE, del 1º de Octubre, los presidentes autonómicos socialistas, la vieja guardia del partido y un buen número de dirigentes recelaban de los contactos de Pedro Sánchez con Podemos. Puestos a matizar, cualquier acuerdo de gobierno con la formación morada pasaba por dos condiciones: debía incluir a Ciudadanos y no contemplar la entrega de carteras ministeriales a Podemos. Hay que añadir, que el bando de Susana Díaz vetaba que en el pacto de gobierno estuviera el nacionalismo independentista. Vamos a dejar a un lado este último asunto porque no tiene relación con las palabras del consejero de Presidencia.

Lo que llama poderosamente la atención es que un colaborador tan cualificado de Javier Fernández vea positiva la actual línea política de Pedro Sánchez, que no se separa ni un milímetro de lo que decía el verano pasado. Ahora va a resultar que el que fuera presidente de la comisión gestora respalda la estrategia del secretario general del PSOE, cuando el objetivo político de la gestora no era otro que dejar el partido en manos de otro dirigente que no se apellidara Sánchez. Uniendo las dos lecturas se puede sacar una conclusión: la estrategia de acuerdos del Gobierno asturiano está inspirada en la política que quería llevar adelante Sánchez en 2016.

Ver Post >
LOS PACTOS DE LA GENTE
img
Juan Neira | 19-07-2017 | 8:52| 0

García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, se las prometía muy felices alcanzando un pacto de gobierno con los dirigentes de Podemos, de su región, cuando la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE le indicó que debía poner urnas en las sedes del partido para que los militantes refrenden o rechacen el citado acuerdo. El presidente manchego tuvo que dar su brazo a torcer, si bien aún le quedaron energías para pretextar que la votación no pasará de tener un carácter meramente consultivo. No imagino a ningún líder socialista, ni de cualquier otro grupo, atreviéndose a tomar decisiones que contradigan la voluntad de los afiliados expresada por voto personal, voluntario y secreto. García-Page no será una excepción a la norma.

Los críticos de Pedro Sánchez hablan con frecuencia de la «podemización» del PSOE. Hay aspectos del discurso socialista que están contaminados por la jerga y los razonamientos de la formación morada. No es un rasgo que se pueda apreciar únicamente en el PSOE, ya que todos los partidos se han visto afectados por la forma de hablar y de actuar de la gente de Pablo Iglesias, incluyendo al PP. Ahora bien, en el campo en que más ha calado la doctrina de Podemos es el que tiene que ver con la organización de los partidos. Para tomar decisiones internas, las direcciones de la formaciones de izquierda (PSOE, Podemos e IU) están limitadas, al quedar a expensas de lo que digan las bases del grupo.

Aquí hay que introducir un matiz importante, ya que en Podemos las bases del partido, como tal, son muy cambiantes, depende de la gente que se registre para participar en una votación. En las consultas de Podemos pueden participar los afiliados de cualquier partido, así como los dirigentes. Lo hemos visto en Gijón, cuando los propios concejales de Xixón Sí Puede rogaban a sus homólogos de otros grupos para que movilizaran a su gente para participar en una decisión interna de Podemos, porque temían quedar desautorizados por su propia gente. No hace falta subrayar que esto es un disparate mayúsculo.

Tras el congreso federal del PSOE, el poder en el partido se mueve entre dos polos: Pedro Sánchez y las bases socialistas. El resto de cargos y estructuras intermedias, presidentes autonómicos incluidos, son meros «carteros» (como dice Iglesias) de la gente. Todo esto es importante tenerlo en cuenta ante el baile de pactos que afecta al Principado. La opinión de Javier Fernández, Daniel Ripa y Ramón Argüelles es un asunto menor.

Ver Post >
COMEDIA, PREOCUPACIÓN Y ALARMA
img
Juan Neira | 19-07-2017 | 8:50| 0

El director de la Policía autonómica catalana (Mossos d’Esquadra) ha presentado su dimisión. Albert Batlle estaba en el punto de mira desde que Carles Puigdemont –el político que más cobra de España– reorganizara el Gobierno de la Generalitat, haciendo causar baja a tres consejeros, entre ellos el de Interior. Continúa la purga en la Administración decretada por el dúo, Puigdemont-Junqueras, para afrontar sin deserciones el referéndum de independencia. En las filas de Juntos Por el Sí hay verdadero miedo a las consecuencias penales que acarreará tomar decisiones abiertamente delictivas, y por eso se producen relevos entre el personal más aquejado de temblores. Puigdemont y Junqueras han decidido que todas las decisiones sean de carácter colectivo, aunque las competencias de cada órgano indican que la firma de las resoluciones sea en la mayoría de los casos de carácter individual, personal e intransferible. Al dúo en el poder no le importa, porque son capaces de transgredir las formas y hacer lo que más les convenga. El primer paso va a ser la compra de urnas, veremos si va acompañada de la firma de los consejeros de Sanidad, Medio Ambiente o Industria, por citar algunos ejemplos.

Siendo objetivamente grave los pasos que dan los independentistas, hay tal atmósfera de comedia y de irrealidad envolviendo sus decisiones que en cualquier momento parece que se va a desvanecer el plan de crear un Estado nuevo, limitado por España, Francia y el mar Mediterráneo. Más preocupante es el inmovilismo de Rajoy, dejando en la autoridad del Tribunal Constitucional la solución para impedir el objetivo de la independencia.

Y muy alarmante es la nueva toma de posición del PSOE que excede de largo lo reflejado en la Declaración de Barcelona, firmada por el PSC y PSOE, hace unos días. José Luis Ábalos, número tres de Pedro Sánchez, ha dicho que se debe proceder a hacer una quita de deuda a la Generalitat. Impresionante. Deben 75.096 millones de euros, 50.000 proceden de préstamos sin interés del Fondo de Liquidez Autonómica, y el ‘sanchismo’ propone que no los devuelvan. Los asturianos, andaluces o valencianos, sí tenemos que devolver los créditos. A más a más, como diría un catalán, Ábalos habla de una deuda creciente con Cataluña, porque no recibe una inversión en infraestructuras equivalente a su aportación al PIB (18%). Afirma que «no se les deja otra salida que el independentismo». Este señor es un provocador o un indocumentado.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Etiquetas

Otros Blogs de Autor