El Comercio
img
Fecha: febrero 1, 2018
POR EL MÓVIL MUERE EL PEZ
Juan Neira 01-02-2018 | 6:38 | 0

La novedad en la política catalana ha llegado por la vía de los mensajes de teléfono móvil enviados por Carles Puigdemont a Antonio Comín. El exhonorable presidente de la Generalitat se desahoga con su antiguo consejero de Sanidad dando por perdida la batalla que mantiene por la defensa de la fantasmal republicana catalana, aceptando que el plan de Rajoy ha triunfado.

Puigdemont se siente traicionado por los suyos. El prófugo más famoso de España entiende por traición el comportamiento de Roger Torrent al aplazar ‘sine die’ la sesión de investidura en que iba a ser proclamado presidente. En este punto hay que reconocer que Puigdemont no es un personaje original, sino que responde a la personalidad narcisista de los líderes políticos que confunden el interés general y el de quienes les rodean con el suyo propio.

Torrent tenía que desobedecer al Tribunal Constitucional, cargar con una imputación penal, verse ante el juez instructor del Tribunal Supremo (TS) e ingresar en prisión para que él, en Bruselas, instalado en un cómodo hotel con todos los gastos pagados, pudiera recrear la figura de presidente exiliado.

Puigdemont le dice a Comín que va a dedicar lo que le queda de vida a defender la gestión realizada durante dos años al frente de la Generalitat. Quiere honrar el hueco que tiene reservado en la Historia de Cataluña y defenderlo de hipotéticas calumnias. Tal como cuentan la historia a los escolares en esa comunidad autónoma es posible que Puigdemont aparezca como un mártir por las libertades de Cataluña, víctima de un golpe de fuerza de Mariano Rajoy, que como todo el mundo sabe es una fotocopia de Franco. En medio del delirio, el ex presidente espera y desea que los ex consejeros que forman su séquito en Bélgica vuelvan a ser consejeros del futuro Gobierno de la Generalitat.

Puigdemont dice que «puedan salir todos de la cárcel, porque si no, el ridículo histórico, es histórico». Tal parece que alguien le ha insinuado que si Junts per Catalunya y ERC se atienen a la legalidad, los presos saldrán a la calle. Los rumores son incontrolables, pero la libertad de Junqueras y Sánchez es una decisión del juez del TS. Puestos a vaticinar, creo que va a haber más entradas en la cárcel que salidas. Por último, dudo mucho que sin el concurso de Comín, Ana Rosa Quintana hubiera dado la exclusiva. La historieta de un sagaz colaborador de Ana Rosa capturando la pantalla de Comín me resulta inverosímil. Varios mensajes dramáticos y Comín no contesta. No me lo creo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Neira

Otros Blogs de Autor