El Comercio
img
Autor: Cuervo Alfageme
Tres consejos imprescindibles para no tener problemas en eventos familiares
img
Cuervo Alfageme Abogados | 23-02-2018 | 2:07| 0

blog

 

Hay eventos familiares que requieren un plus de esfuerzo organizativo y un importante desembolso económico en función de la economía de cada familia. Son los que familiarmente conocemos como los BBC (bodas, bautizos y comuniones).

Cada uno de estos eventos lleva aparejada la realización de diversos contratos y es en este punto donde queremos hacer unas recomendaciones básicas que, aunque puedan parecer simples, no siempre se cumplen y dan lugar a problemas que ensombrecen esos días tan señalados:

Primero: Cuando se compra algo de cierto valor o se encargue un servicio es imprescindible firmar un documento que recoja claramente los datos de las partes, la fecha del evento, aquello que se contrata especificando claramente los detalles de interés, el precio, el importe entregado a cuenta, las posibilidades de cancelación y en su caso la antelación y consecuencias respecto a la señal entregada. Si existe alguna duda, es imprescindible preguntar y solicitar que se ponga por escrito todo lo que te prometen si no está suficientemente claro en el contrato. Exige una copia del contrato y un resguardo de pago de cualquier cantidad entregada.

Segundo: Hay que pedir varios presupuestos antes de decidirse por un servicio o profesional determinado, fijándose en qué incluye y qué relación calidad-precio tiene lo que ofertan.

Tercero: Elegir a un profesional con experiencia, legalmente establecido y que emita factura por sus servicios es fundamental para evitar cualquier problema o, en caso de existir alguno, para encontrar una solución más adecuada. Cuidado, lo barato puede salir caro.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos:

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Y si el arrendatario desaparece?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 19-02-2018 | 2:53| 0

blog

 

Luz alquiló hace cinco meses un apartamento a una chica que le pagó un mes por adelantado. Le entregó además un mes de fianza y un depósito por importe de dos meses como garantía. La arrendataria no le ha pagado este último mes y Arancha tiene constancia de que ya no vive en el apartamento. Luz nos pregunta qué hacer para recuperar el inmueble de su propiedad.

El primer paso es hablar con la arrendataria para conocer con certeza sus intenciones. Si no piensa continuar con el contrato, entonces lo aconsejable es que firméis un documento de extinción del contrato ambas partes y liquidéis las deudas que él pueda tener y las cantidades que tú tienes como depósito y fianza. Ten en cuenta que la ley establece que el arrendatario puede desistir del contrato una vez transcurridos los primeros seis meses de contrato y preavisando con treinta días de antelación al menos. Esto quiere decir que, como mínimo, ha de abonar los primeros seis meses de renta.

La ley permite también que en el contrato se haya pactado que el arrendatario tenga que abonar una mensualidad de renta por cada año que reste por cumplir si quiere dar por terminado el arrendamiento antes de que termine el plazo acordado. Comprueba si en tu contrato se incluyó este tipo de cláusula para exigir esta indemnización si fuera posible.

En caso de que el contacto con el arrendatario no sea posible o no lleguéis a un acuerdo sobre la extinción del contrato, sería necesario, para recuperar la posesión del inmueble, acudir a un procedimiento judicial de desahucio por impago de renta, teniendo en cuenta que ya adeuda una mensualidad. En este caso, si se envía un requerimiento de pago con un mes de antelación a la interposición de la demanda, el arrendatario no podrá luego enervar la acción, es decir, parar el desahucio abonando las cantidades atrasadas en el procedimiento.

 

Si tienes más dudas o curiosidades jurídicas, puedes seguirnos aquí:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Y si ambos padres no se ponen de acuerdo?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 15-02-2018 | 6:41| 0

padres-e-hijos

 

¿Qué ocurre cuando ambos padres no se ponen de acuerdo en algún extremo que afecta a su hijo? Si esta situación se produce en el seno de una familia unida las eventuales diferencias suelen solventarse mediante el diálogo, además es más frecuente que se mantengan criterios comunes al menos en las cuestiones más importantes.

La cuestión cambia si los padres viven separados bien porque se ha producido un divorcio o una separación, bien porque han tenido un hijo pero nunca han formado una pareja o bien por cualquier otra razón. En estos casos, salvo que se den determinadas circunstancias que inhabiliten a uno de los progenitores, lo normal es que ambos compartan la patria potestad y que la guarda y custodia se atribuya a uno u otro o sea también compartida.

La patria potestad conjunta de ambos progenitores implica que las decisiones importantes en la vida del hijo han de adoptarse por ambos de común acuerdo. Cuando la ruptura de la pareja ha generado un distanciamiento insalvable entre ambos padres es frecuente que las desavenencias continúen afectando a las cuestiones que haya que decidir respecto a los hijos. Cuando resulte imposible alcanzar un acuerdo o puntos comunes, resulta necesaria la intervención de un juez que, escuchando a todas las partes, finalmente determine qué es lo más conveniente valorando únicamente el interés del menor.

La nueva Ley de Jurisdicción Voluntaria da una nueva y más clara regulación para solucionar estos desencuentros. Cualquiera de los progenitores, de forma individual o conjuntamente, puede plantear la solicitud al Juez. Se cita a ambos padres, al Ministerio Fiscal, al menor si tiene suficiente juicio y, en todo caso, si es mayor de 12 años, y a otras personas interesadas si las hubiera a una comparecencia. En esta comparecencia cada uno expresa su opinión al respecto de la cuestión sobre la que no existe acuerdo entre los progenitores. Las partes pueden aportar pruebas y el Juez puede solicitar la realización de las diligencias que estime oportunas para hacer una valoración correcta de lo que se le plantea antes de tomar una decisión. Si esas diligencias o pruebas no se pueden efectuar en la propia comparecencia, se efectúan después y se da traslado de las mismas a los interesados para que realicen alegaciones.

Para este tipo de procedimiento no es obligatorio contar con la asistencia de abogado y procurador.

Aunque el procedimiento existe y es sencillo, la mejor solución, desde nuestro personal punto de vista, es buscar siempre el entendimiento entre ambos progenitores. El ejercicio de la patria potestad implica responsabilidad y buscar siempre el interés del menor por encima de desencuentros personales o conveniencias propias.

 

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes seguirnos también en

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Visitar a un profesional…
img
Cuervo Alfageme Abogados | 02-02-2018 | 2:13| 0

blog

 

Esta semana nos ha tocado revisión con una de nuestras mascotas en el veterinario.

Visitar a un profesional ya sea veterinario, dentista, pintor o abogado… no es algo que hagamos de forma extraordinaria sino que resulta bastante habitual en la vida de cualquiera de nosotros y, por este motivo, no está de más recordar unos cuantos consejos básicos.

El primero es, sin duda, elegir al más adecuado para aquello que queramos solucionar y, el segundo, solicitar presupuesto en atención a la actuación para la que le solicitemos. De esta forma no nos encontraremos con sorpresas a la hora de pagar. Si tenemos dudas podemos pedir presupuesto a varios y elegir en función de la relación calidad del servicio y precio que estemos dispuestos a abonar.

Si, a pesar de todas las precauciones el servicio no es lo que esperábamos queda la opción de la reclamación… pero partir de una buena elección con un presupuesto previo es aproximar, en la medida de lo posible, un resultado exitoso.

Nosotras esta vez no tuvimos problemas ni sorpresas y nuestra pequeña gatita fue atendida perfectamente.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos:

Web

Facebook

Twitter

Youtube

Ver Post >
Últimos días de rebajas
img
Cuervo Alfageme Abogados | 30-01-2018 | 2:19| 0

img_1626

Estamos en los últimos días de rebajas y las ofertas son muy tentadoras en algunos casos. Los productos se encuentran ya muy escogidos y escasean las tallas, los colores… pero si damos con la prenda u objeto deseado podemos encontrarnos con descuentos hasta del setenta por ciento. Una situación muy apetecible pero que no debe cegarnos en cuanto a la defensa de nuestros derechos se trata. Por eso, no está de más que pongamos al día en nuestra memoria aquellos a los que no debemos renunciar en ningún caso sea cual sea el precio ofrecido.

-Es tan importante aprovechar las buenas ofertar como no caer en la tentación de comprar cosas innecesarias.

-Los artículos que se encuentren con precio rebajado tienen que ser los mismos que ese establecimiento haya estado ofreciendo normalmente durante la temporada y, como mínimo, durante el mes anterior y no pueden haber sido objeto de ninguna otra práctica de promoción dentro de ese mes anterior a la fecha de inicio de la venta de rebajas.

-No se pueden ofertar como rebajas productos deteriorados. Un producto con una tara puede tener un descuento por tal motivo pero no entra dentro de lo que entendemos por rebajas.

-En los artículos y en la publicidad que se utilice deben aparecer el precio nuevo y el antiguo para poder apreciar la rebaja. Si se trata de la rebaja de un mismo porcentaje para un grupo de artículos entonces basta con el anuncio expuesto de forma genérica. Si ha habido sucesivas rebajas debemos tener claro el precio final y el precio de partida.

-Los pagos podemos realizarlos de la misma forma que el establecimiento viniera admitiendo de forma normal. Si una tienda admite el pago con tarjeta a lo largo de todo el año también debe admitírnosla en período de rebajas.

-En cuanto a las devoluciones, la forma y el tiempo en que pueden producirse lo fija cada establecimiento y debe encontrarse debidamente indicado en el mismo o en el tique de compra.

-Si compramos un producto duradero este contará con las mismas garantías que marca la ley si lo compramos en un periodo que no es de rebajas.

Una rebaja en el precio no implica una rebaja en nuestros derechos. Si algún establecimiento no cumple con estos requisitos hay que adoptar las medidas oportunas: pedir la información necesaria y, en su caso, interponer la oportuna reclamación.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes seguirnos también aquí:

Web

Facebook

Twitter

Youtube

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar